viernes, 2 de enero de 2015

Breve explicación de cómo funciona el actual sistema de dominación

Los dirigentes del actual sistema de dominación saben muy bien que el ser humano es una criatura sometida a instintos, deseos y temores naturales que necesita resolver satisfactoriamente para alcanzar un cierto nivel de bienestar vital. El hombre, igual que otros seres vivos, está sometido irremediablemente a las leyes de la naturaleza.

Tales dirigentes se han dedicado a sobreexcitar artificialmente de diversas formas (desde los informativos televisivos a la moda en el vestir, pasando por el deporte) dichos instintos, deseos y temores con el fin de conseguir que el individuo sienta una mayor y más urgente necesidad de satisfacerlos. Se trata de una antigua estrategia teorizada y perfeccionada, a lo largo de los siglos, por eminentes pensadores (Maquiavelo o Edward L Bernays entre otros).

Este artificial incremento de la necesidad de resolver sus instintos, deseos y temores naturales hace crecer la angustia en los seres humanos y les hace más fácilmente manipulables, sometiéndoles de forma inconsciente a aquéllos que creen que pueden proporcionarles los medios para resolver tales instintos, deseos y temores sobreexcitados artificialmente, por tener el suficiente poder para ello; es decir, a los dirigentes del sistema.

El ser humano no puede (ni tiene porqué) luchar contra sus instintos, deseos y temores naturales, pero sí contra aquellos medios con los que el sistema pretende amplificarlos para hacerle más dócil, sumiso y manipulable. Conocer o desconocer los medios empleados por el sistema para tal fin, y evitar o no la exposición a las fuentes que utiliza el sistema para reproducir tales medios (unas fuentes que no tienen porque ser exclusivamente tecnológicas), hará al hombre más o menos dependiente del sistema, o más o menos libre.

El Poder ha invertido mucho esfuerzo en el estudio de la naturaleza humana (especialmente en los últimos tiempos) con el fin de descubrir los modos más eficaces de subyugarla a sus intereses. Paradójicamente, esos mismos estudios pueden ser también de gran utilidad a aquéllos que deseen alcanzar la liberación; sólo hace falta saber interpretarlos correctamente y adaptar sus descubrimientos al fin propuesto. Un ensayo sobre marketing empresarial puede convertirse en un improvisado manual de liberación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La caja de comentarios no debe ser usada como un medio para descargar bilis, para reafirmar filias, fobias y otras creencias personales y, ni mucho menos, para "trolear" el blog. Los comentarios sobre lugares comunes (oficiales o alternativos) serán también rápidamente desechados. Si vais a comentar algo, sed un poco originales.