lunes, 11 de enero de 2016

El cuento de las violaciones masivas en Alemania: un episodio más en la estrategia del caos contra Europa

"Violaciones, dicen. Por todas partes, tanto en Colonia como en Dresde, tanto en Weimar como en Kottbus, en plena batalla, después de la batalla, soldados y mujeres se acoplaron. En el suelo, sobre las mesas, en los peldaños de las escaleras, en camas a veces. Con qué delicioso terror se hicieron violar las pequeñas burguesas alemanas. Conservan las delicias de los americanos y los ingleses; de los rusos, el terror." (El filósofo francés Edgar Morin se burlaba así en 1945 del discurso de las violaciones masivas utilizado por la propaganda bélica durante la II Guerra Mundial. Citado por Emmanuel Lemieux en Edgar Morin: Vida y obra de un pensador inconformista, cap. 21)

El que la sociedad occidental se haya tragado sin rechistar, y de principio a fin, esa historia difundida por los mass media sobre una supuesta violación masiva de mujeres teutonas, en pleno "centro" de algunas de las más importantes ciudades de Alemania, durante la pasada Nochevieja, a manos de mil lujuriosos hombres sedientos de flujo vaginal, todos ellos de origen árabe (¡cómo no!), perfectamente coordinados (a pesar de su alto estado de excitación sexual) y capaces de burlar las sofisticadas medidas de seguridad de las que dispone una sociedad hipercontrolada como la alemana, como decía, una sociedad así, capaz de tragarse una historia tan descabellada como esta, evidencia, de forma palmaria, el elevado nivel de degradación de sus miembros, completamente lobotomizados por el televisor y las doctrinas del odio que difunde. Entre tales doctrinas, cabría destacar, por un lado, la puritana ideología feminista, que considera al hombre como un depravado sexual y un violador en potencia; y, por otro, la fantástica y mitológica teoría de la conspiración islamista contra occidente, que ha convertido a todos los inmigrantes árabes en una especie de demonios sobrenaturales a los ojos del zombificado occidental.

Una historia como esta, con un guión no muy distinto al de algunas de las peores películas del cine de terror para adolescentes made-in-Hollywood, sólo puede ser asumida por una generación de individuos con serios daños cerebrales, ocasionados por un consumo compulsivo de rayos catódicas o por la ingesta irresponsable de altas dosis de ácido lisérgico. Lo cierto es que todo esto guarda un gran parecido con lo que ya pasó en los tiempos del Ku Klux Klan, con la criminalización de los varones negros; o en los tiempos del nazismo, con la criminalización de los judíos (1).

Es muy probable que esa noche tuvieran lugar diferentes y muy variados altercados en diversas ciudades alemanas: robos, peleas, etc., (¡qué noche de sábado no sucede esto en alguna de las grandes ciudades de Europa o Estados Unidos, donde se ha promovido una forma de ocio basada en el consumo masivo de alcohol y topo tipo de sustancias alucinógenas!); sin embargo, el que todas las grandes corporaciones mediáticas sin excepción hayan "coincidido" en interpretar y transcribir tales altercados como si hubieran sido exclusivamente agresiones sexuales a mujeres, constituye la prueba más evidente de que nos encontramos ante una operación de guerra psicológica "de libro", perfectamente planificada y coordinada, con la que se ha pretendido movilizar al máximo las emociones del gran público gracias al viejo mito de la doncella en apuros, tan del gusto de la propaganda bélica de siempre.

El que todos los grandes medios de comunicación de masas internacionales se hayan ceñido de forma tan disciplinada a un mismo guión, pone de manifiesto, también, el alto grado de coordinación y unidad de las élites mundiales a la hora de desarrollar sus proyectos.

Por otro lado, el hecho, que tanto se ha comentado en estos mismos medios de comunicación, de que el gobierno alemán no quiso reconocer públicamente los sucedido hasta tres o cuatro días después, o las críticas masivas a la alcaldesa de la ciudad alemana de Colonia por sus declaraciones en relación a los hábitos de vestir de sus paisanas (y que era totalmente previsible que escandalizarían a una sociedad profundamente narcisista como la occidental, donde la vanidad se ha convertido en un derecho inalienable, y cuestionar ese derecho, en un sacrilegio), es sólo una estrategia más para dotar a toda esta historia de una mayor tensión dramática, pues, gracias a ese debate, se ha conseguido difundir mundialmente la impresión de que las autoridades alemanas se han comportado de una manera negligente e irresponsable ante los recientes acontecimientos, esto ha hecho creer al ciudadano medio que se encuentra desprotegido y abandonado a su suerte frente a la peligrosa amenaza sexual sarracena, consiguiendo aumentar de este modo su grado de indignación. Probablemente veremos muchos más "descuidos" institucionales de este tipo en próximos acontecimientos.

Esta operación psicológica, en la que se han combinado las ideas, fuertemente arraigadas en el subconsciente colectivo de Europa occidental, del hombre como violador nato y del inmigrante como potencial terrorista, tiene dos claros objetivos. Por un lado, profundizar la desintegración y el enfrentamiento social (guerra de sexos, guerra étnica) que imposibiliten la unidad del pueblo frente al Estado, consiguiendo así una más fácil subordinación de las masas al ente estatal (una población incapaz de colaborar entre sí, ni siquiera en lo más elemental, y para la que la soledad se ha convertido en patológica, entregará su vida totalmente en manos del Estado, de tal modo que éste pasará a controlar absolutamente todas las parcelas y aspectos de la vida humana, incluidos los más íntimos, para todo lo cual, el medio en el que estás leyendo estas líneas será una herramienta fundamental). Por otro, además de seguir profundizando en la estrategia del choque de civilizaciones (criminalización del mundo árabe para seguir justificando intervenciones militares), se busca avanzar un paso más en la estrategia del caos que, desde hace años (concretamente tras la caída del llamado Telón de Acero), Estados Unidos viene empleando contra Europa con el fin de desestabilizarla y asegurarse así la hegemonía mundial (2).

Esta guerra secreta contra Europa comprendería varios frentes; entre ellos, destacaría los siguientes:

- Crisis económica artificialmente inducida, que está sirviendo para provocar una fuerte crisis de gobernabilidad gracias a una inteligente gestión del descontento popular, para ello se están empleando movimientos populares y organizaciones políticas creados específicamente para tal fin, como el 15-M o Podemos en España, ambos de marcado sesgo anglosajón (#spanishrevolution), o Syriza en Grecia.

- Apoyo a las aspiraciones separatistas de varias regiones europeas, cuestión que ya analicé en un artículo anterior: Podemos, Ciudadanos y la independencia de Cataluña: crear el caos para justificar un Nuevo Orden

- Agudización del enfrentamiento entre sexos debido a una mayor agresividad del discurso feminista (misándrico), lo que a su vez está dando aliento al discurso de rechazo a la mujer (misogino) que sostienen diversos colectivos agrupados bajo la denominación anglosajona de  MGTOW (Men Going Their Own Way), una denominación que nos vuelve a dar una buena pista de quién está detrás de todo esto.

- La llegada masiva de inmigrantes a Europa (3) y la criminalización de éstos con historias como ésta o con el clásico cuento del terrorismo yihadista resultará de gran utilidad para, en un futuro no muy lejano, y con la excusa de combatir estos asuntos, sumir a diferentes poblaciones europeas en una especie de guerra civil interétnica, especialmente a aquellos países de Europa donde no se pueda promover una guerra civil a través de los separatismos, como ocurre en el caso de Alemania o Francia (o en el sur de España). Estas guerras interétnicas (más bien, entre partidarios de los inmigrantes y los fascismos del tipo Le Pen), igual que las separatistas, fracturarán los Estados europeos en territorios que quedarán bajo el control de partidarios de una y otra postura respectivamente. Esto dará paso a un incremento de las hostilidades entre dichos territorios, lo que acabará propiciando una intervención de órganos supranacionales tipo ONU, que, con la excusa de poner fin al conflicto, concederán la independencia a los territorios separados, facilitando así una futura integración de los mismos en un órgano supranacional al estilo del viejo proyecto de los Estados Unidos de Europa, muy débil por su división interna y el alto grado de dependencia de sus múltiples integrantes (en lugar de independencia, se conseguirá interdependencia) y, por lo tanto, fácilmente dominable por otras potencias internacionales más cohesionadas.

El grado de desarrollo en que se encuentra esta estrategia está ya muy avanzado, tal y como se puede comprobar sólo con observar el nivel de descomposición y decadencia de Europa y el servilismo de las élites europeas a la voluntad del Gran Hermano yanqui. Todos estos indicios, y el no menos despreciable hecho de que un individuo corriente como yo (y como tú) podamos tener acceso a estos planes secretos sin movernos de casa, apunta a que el objetivo está ya prácticamente conseguido; los próximos acontecimientos sólo servirán para ponerle "la puntilla" al proyecto. En cualquier caso, todo esto no implica necesariamente la victoria para unos y la derrota para otros, simplemente se trata de la continuación de un show milenario (próximamente en todas sus pantallas).

Post scríptum

Una advertencia: no os hagáis muchas ilusiones, no veremos muchos tiros por la calle. Hoy en día, el campo de batalla está exclusivamente en la mente del telespectador (o internauta... o las dos cosas a la vez). Les bastaría con retransmitir un pequeño tiroteo (real o ficticio), entre tres o cuatro personajes, que se hubiera producido en un solo punto de nuestra geografía, y que apenas hubiera durado unos pocos minutos, para hacer creer a los millones de fieles del medio audiovisual que todo su mundo está en guerra... de hecho, la inmensa mayoría ya lo cree así. Gracias a esta fe ciega del espectador en su idolatrado televisor, todo lo demás sería coser y cantar.

Un ejemplo: Los puntuales sucesos que se encuadran hoy bajo la subcategoría de "violencia de género" que acontecen anualmente en España (donde conviven más de 45 millones de habitantes), y que son cometidos en su mayoría por personas en estado de embriaguez o con graves trastornos psicológicos, gracias al morboso y alarmista relato que se hace al respecto -difundido además en horario prime time-, han servido para que toda una sociedad aceptara con gran alborozo la implantación de una ley propia del III Reich (la Ley Integral contra la Violencia de Género).

Notas:
(1) Recordemos que el régimen nazi llegó a acusar a los judíos de ser los responsables de la propagación de la sífilis en Alemania, ya fuera a través de las prostitutas judías o por la violación masiva de jóvenes alemanas arias a manos de libidinosos judíos.
(2) Recomiendo la lectura del artículo EEUU y la "conquista silenciosa" de Europa. TTIP y la Teoría del Caos publicado en el blog Traduciendo la Realidad.
(3) Según el analista geopolítico Thierry Meissan, las últimas oleadas de inmigración hacia Europa formarían parte de una estrategia orquesta por Estados Unidos para desestabilizar Europa. La miopía de la Unión Europea ante la estrategia militar de Estados Unidos

4 comentarios:

  1. Se promueve además el crecimiento de partidos de ultraderecha, que provoquen inestabilidad y altercados, cuando sean lo suficientemente importantes se actuará contra ellos... y contra el resto de población, como sucede en la Europa tomada por policías y ejercito tras la última falsa bandera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente. Muchas gracias por tu aportación. Creo que los fascismos se utilizarán como un recurso para fragmentar y, posteriormente, para pacificar a Europa de forma parecida a como se usaron para fragmentar la antigua Yugoslavia. Recordemos como fueron promovidos los sentimientos filofascistas en Eslovenia o Croacia (ustachis) para movilizar a la población y conseguir la independencia; una independencia que no habría sido posible sin la posterior intervención de la ONU.
      Hoy en día, gracias al alarmismo creado en torno al tema de la inmigración y a la paranoia terrorista (a lo que habría que añadir toda esta demencial historia de las violaciones), se está consiguiendo conducir a una gran parte de la población europea a un estado de psico-fascismo semejante al que sufriera una buena parte de la población alemana durante el régimen nazi. Lógicamente, esto terminará provocando una reacción de repulsa antifascista por parte de aquellos sectores sociales mentalmente un poco más sanos que, debido a su alto componente emocional, será también fácilmente controlable. Manipulando adecuadamente estas dos posturas, se conseguirá fragmentar a los diversos Estados europeos en territorios partidarios del fascismo y territorios contrarios a él.

      Eliminar
  2. Os invito a leer el magnífico artículo escrito por Thierry Meyssan:

    "La Guerra de Civilizaciones (un plan para extender la hegemonía estadounidense)"

    Según Thierry Meyssan, los teóricos del choque de civilizaciones (una especie de teoría sobre una supuesta conspiración del Islam contra occidente), entre los que destaca Samuel P Hutington, quien trabajó para el Departamento de Defensa de los Estados Unidos durante casi medio siglo, estarían guiados por una especie de idealismo mesiánico (fundamentalismo cristiano) y tratarían de conseguir sus objetivos del siguiente modo:

    "La guerra de civilizaciones supone, por tanto, que se susciten guerras civiles para separar las poblaciones. Desde este punto de vista, una experiencia exitosa tuvo lugar en Yugoslavia. La lucha por el proyecto de separación y la realización del mismo implica la liquidación del idealismo laico. Se hace entonces inevitable, a largo plazo, que la resistencia estructural más importante dentro del bando «occidental» sea la República Francesa."

    "No se trata ya solamente de luchar contra los musulmanes sino de priorizar esa lucha antes de pasar a combatir contra el mundo chino. Como en el mito de la fundación de Roma, Estados Unidos tiene que eliminar a sus adversarios uno a uno para alcanzar la victoria final."

    ResponderEliminar
  3. Recomiendo la lectura de un gran análisis sobre este tema publicado por Global Research (y traducido en el blog Antimperialista) en el que se analiza otro de los objetivos de esta operación: profundizar en la estrategia del choque de civilizaciones mediante una mayor criminalización del mundo árabe, consiguiendo así nuevas y poderosas excusas para seguir justificando intervenciones militares en Oriente Medio.

    Las presuntas agresiones sexuales en Colonia. Los medios alemanes incitan a la histeria racial contra los inmigrantes y los musulmanes

    "Unos 70 años después de la caída del Tercer Reich, los medios de comunicación están haciendo uso de la misma repugnante clase de estereotipación racial (con la explotación abierta de obsesiones sexuales paranóicas) en que los nazis estaban especializados. Una vez más, los medios de comunicación alemanes evocan desvergonzadamente la imágen de la mujer nórdica pura siendo presa de los Untermenschen (sub-humanos) de piel oscura."

    "Este giro universal a la derecha en todos los sectores de la clase política, en realidad, no tiene nada que ver con los acontecimientos de Colonia. Más bien, está totalmente ligado al resurgimiento del militarismo alemán."

    "La gran mayoría de los alemanes todavía se oponen a las misiones extranjeras y operaciones de guerra de las Bundeswehr (Fuerzas Armadas). Ahora, el tema de la violencia sexual contra las mujeres está siendo empleado como una estrategia para superar esta resistencia. Los eventos en Colonia están siendo exagerados y explotados con este fin. La campaña de difamación racista contra los refugiados y los inmigrantes es un medio para conseguir la ampliación de la intervención militar en el Medio Oriente."

    ResponderEliminar

La caja de comentarios no debe ser usada como un medio para descargar bilis, para reafirmar filias, fobias y otras creencias personales y, ni mucho menos, para "trolear" el blog. Los comentarios sobre lugares comunes (oficiales o alternativos) serán también rápidamente desechados. Si vais a comentar algo, sed un poco originales.