Presentación

El blog Conspiración Abierta nace con la vocación de continuar la labor desarrollada por el blog Antimperialista, especialmente la de su última etapa (año 2011), momento en el que, bastante alejado ya de los posicionamientos ideológicos que me condujeron a abrir el blog en el año 2008, empecé a llevar a cabo un descarnado análisis del escenario socio-político contemporáneo, desde una posición mucho más neutral. De esta etapa destacaría el análisis del movimiento 15M (también conocido como movimiento de los Indignados) y de la llamada Primavera Árabe.

Debido a un total hartazgo y falta de confianza en lo que estaba haciendo (desconfianza hacia internet), decidí abandonar el blog Antimperialista y emprender una nueva etapa en mi vida, para profundizar en otro tipo de cuestiones, más terrenales, por las que sentía curiosidad desde hace tiempo. Esto me sirvió para tomar cierta distancia con todo lo que había estado haciendo, lo que a su vez me permitió empezar a comprender un poco mejor el carácter virtual, y por lo tanto irreal, de la realidad mediática a la que tanta credibilidad había concedido.

Varios años después, satisfecha la curiosidad, y totalmente liberado de cualquier tipo de tamiz ideológico, he decido volver a este medio con el objetivo de analizar, lo más objetivamente posible, aquello que podríamos denominar los planes ocultos de las élites o conspiraciones políticas, destinadas a conseguir un control social más eficiente de la población.

Considero que, debido a los conocimientos adquiridos durante años de investigación y reflexión, y enriquecido por nuevas experiencias vitales, tengo algo que aportar y que podría ser de utilidad a algunas personas (el hecho de pensar e investigar sobre ello simplemente ya es de gran utilidad para mí mismo), todo ello siempre desde una total desconfianza con este medio, internet, pues estoy completamente convencido de que el objetivo último de las élites en nuestros tiempos es intentar sumirnos todo lo posible en el "ciberespacio" (en eso consistiría el transhumanismo).

A pesar de que, en los tiempos actuales, quien decide hablar abiertamente de este tema corre el riesgo de ser estigmatizado como si de un hereje se tratase, yo no renunciaré nunca a llamar por su verdadero nombre a lo que es (y ha sido siempre) una práctica constante y permanente del accionar del poder (teorizada por autores que van desde Sun Tzu o Maquiavelo al más contemporáneo Edward L Bernays), pues considero que renunciar a hablar de algo tan evidente y cotidiano como es la conspiración, no es sólo un insulto al más elemental sentido común, sino además, un miserable ejercicio de cobardía y falta de dignidad personal. Y es que, ¿de qué otro modo, si no fuera mediante la conspiración y el engaño permanente y sistemático se podría conseguir ejercer el poder en las mastodónticas y heterogéneas sociedades modernas?

El título Conspiración Abierta no es casual, con él quiero hacer referencia al término acuñado en una de sus principales obras por el novelista y filósofo inglés H.G. Wells (1866-1946). Wells fue uno de los miembros más destacados de un selecto "club" de intelectuales, bendecido por la mismísima reina de Inglaterra, llamado la Sociedad Fabiana, donde se le encomendó la tarea de teorizar y dar forma al ideal del Nuevo Orden Mundial, una nueva vuelta de tuerca en el proceso de esclavización de la humanidad. Para Wells, la única forma de alcanzar el Nuevo Orden Mundial sería involucrando activamente a las masas en la consecución del mismo; para ello, era necesario jugar con sus egos de tal modo que creyeran estar eligiendo libremente un sistema que les conducía directos a la esclavitud, es decir, que creyeran que cargar con gusto con sus propias cadenas constituiría la base de su felicidad (más o menos lo que hoy hace la gente llevando en todo momento su smartphone a cuestas). Para Wells, esta forma de manipular la voluntad de la gente, imposible sin un cierto grado de complicidad por parte de los manipulados, es lo que hace que sea una Conspiración Abierta.

Con este blog no pretendo llevar a cabo ningún tipo de misión mesiánica o adoctrinadora. Tampoco es mi intención frenar o presentar algún tipo de oposición a los planes secretos de las élites; eso sería una perdida de tiempo y esfuerzo, pues nadan a favor de una corriente que lleva siglos fluyendo en la misma dirección (la decadencia) y eso les permite operar de una forma casi totalmente abierta, con el consentimiento de las mayorías; enfrentarse a esto no sería más que una forma como otra cualquiera de suicidarse. Tan sólo deseo expresar un punto de vista diferente al que habitualmente nos dan los medios de comunicación de masas, para que quienes accedan a estas líneas tengan la oportunidad de contar con otros elementos de juicio con los que poder interpretar, con un poco más de perspectiva e independencia, su propia realidad y su universo personal y superar así la paranoia en la que trata de sumergirnos el sistema; además, como ya dije anteriormente, estas reflexiones compartidas son también de gran utilidad para mi mismo, y sólo por eso, este blog ya cumpliría su función.

En cualquier caso, no esperéis que este blog se actualice con la misma agilidad con que lo hacía Antimperialista, ni que se toquen absolutamente todos los temas de aquello que se conoce como “actualidad”, más que nada, porque ni sigo los telediarios ni leo los periódicos, me voy enterando de las cosas por lo que me cuentan los amigos, por la lectura de alguno de los blogs que sigo y por los mensajes que me llegan al correo electrónico. Es más que probable que muchos asuntos queden sin ser vistos y que pase algún tiempo entre la publicación de un artículo y otro. Además, tratar de analizar todo lo que los medios nos dicen que ocurre, aunque ello se hiciera desde una posición totalmente independiente, no sería más que otra forma de caer en sus "redes", tanto para el analista como para sus lectores, pues al final, nos estaríamos sumergiendo en la "realidad" (o escenario anímico) que a otros les interesa que nos sumerjamos para poder desarrollar su juego de control social con una mayor eficacia. Hay que tener muy claro que internet no se creo precisamente para nuestra libertad.

Recibid un cordial saludo y espero que lo que aquí se escriba pueda seros de alguna utilidad en vuestras vidas.

1 comentario:

La caja de comentarios no debe ser usada como un medio para descargar bilis, para reafirmar filias, fobias y otras creencias personales y, ni mucho menos, para "trolear" el blog. Los comentarios sobre lugares comunes (oficiales o alternativos) serán también rápidamente desechados. Si vais a comentar algo, ¡sed un poco originales, joder!